Rutas de Otoño: Hayedo de la Tejera Negra

Comenzamos el otoño, una de nuestras estaciones favoritas, y la de todos aquellos que, como nosotros, disfrutan de la naturaleza.
Para celebrarlo, hoy os contamos una de nuestras rutas otoñales, muy recomendable para hacer con niños.
Hace dos años, en otoño, fuimos al Hayedo de la Tejera Negra el fin de semana del puente del Pilar. En esa época del año el hayedo está todavía muy verde, pero es un placer poder disfrutar y pasear por esos bosques encantados y ver todas sus fases, desde que la hoja empieza a cambiar de color y se prepara para caer, hasta que vuelve a salir otra vez. Podéis ver la excursión que hicimos entonces, completando nuestro visita con una preciosa ruta por los pueblos negros aquí.
Este pasado otoño queríamos ver el Hayedo más avanzado, en esa época mágica en la que se pueden disfrutar de las hojas en sus tres estados, así que fuimos el último fin de semana del mes de octubre antes del puente de noviembre.
 Aquí compartimos con vosotros algunas de las fotos que hicimos que ya forman parte de nuestras postales viajeras, de nuestras postales de otoño.

Hojas con los tres colores, ¡qué maravilla!
  

 

Árboles con los tres colores

Habíamos hecho la reserva con unos amigos, con mucho tiempo de antelación, y luego no pudieron venir, este año se resarcirán ;-)
La víspera, a la salida del cole, unos buenos amigos nos dijeron que tenían muchas ganas de salir al campo, que, a ver cuando organizabamos una de nuestras excursiones. Les contamos el plan del hayedo del día siguiente y que casualmente teniamos una reserva de sobra, la que nuestros amigos habían dejado libre. Se pusieron tan contentos, así que, gestionamos el cambio de nombre y vehículo y allá que nos fuimos dos matrimonios y tres niñas, a las que les encantan disfrutar de la naturaleza.

HAYEDO TEJERA NEGRA

Al Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra se accede desde el pueblo de Cantalojas, desde allí se coge una pista asfaltada de unos 2.5 km hasta llegar al Centro de Interpretación del Parque donde controlan las reservas del aparcamiento y te dan información. Después por una pista forestal de unos 8 km se llega al aparcamiento del parque desde donde comienza la Senda de Carretas (la más recomendada para ir con niños), que fue la que hicimos nosotros, de 6 km, y señalizada con balizas blancas y carteles.
Existe otra senda de 17 km, la Senda del Robledal y una ruta señalizada para bicicletas de 21 km, y estas salen del Centro de Interpretación, por lo que para realizar estas rutas, no es necesario la reserva de aparcamiento.
Para realizar las reservas podéis consultar la web del parque pinchando aquí.
Para más información del Parque de la Tejera Negra podéis consultar en la Web de Turismo de Castilla la Mancha  y también en redforesta.com






















Os animamos a ir este próximo otoño, nosotros repetiremos, es una ruta otoñal fantástica para hacer con los niños y los no tan niños,y pasaréis un día muy divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...