En el Norte de Cáceres... Valle del Ambroz, Jerte y La Vera con niños

Hoy quiero dedicar esta entrada a recordar un viaje fantástico que hicimos un grupo de amigos con los niños, al Valle de Ambroz, en el norte de Cáceres. Nos juntamos 18 y fue un viaje estupendo, realmente recomendable para familias con niños, por eso quiero compartirlo con vosotros.
Fue en un puente de Marzo, de 3 días , pero , lo cierto, es que nos cundió mucho, y es un viaje del que guardamos un fantástico recuerdo. Elena nos ha dicho muchas veces que cuando volveremos.

El Valle de Ambroz, Jerte y La Vera son tres comarcas que comprenden la zona más Septentrional de Extremadura, atravesada por tres afluentes del río Tajo, el río Ambroz, el Jerte y el Tietar.
Su importancia histórica se remonta a los romanos que incluyeron el valle de Ambroz en el trazado de la Vía de la Plata, una de las vías de comunicación romana más importantes de Hispania, que atravesaba la provincia de Lusitania hasta llegar a tierras leonesas.
Por Tornavacas, el primer pueblo situado al norte del Valle del Jerte, a mediados del s. XVI, cruzaría el emperador Carlos V, al final de su vida, buscando el descanso que encontraría entre los muros del Monasterio de Yuste.
Si queréis saber más sobre el Valle de Ambroz, os invito a que veáis estos vídeos.





Nosotros estuvimos en Baños de Montemayor



Nos alojamos en el Complejo Turístico Rural " El Solitario" donde los niños disfrutaron muchísimo en las "chozas", como las llamaban ellos.
Como fuimos un grupo de 18 cogimos 2 chozos de 4 y uno de 10, y claro, el grande fue nuestro centro de operaciones. Todos los niños quisieron dormir allí, en la parte de arriba, en unas camitas monísimas, a mi me recordaban a las de la famosa serie de nuestra infancia "La Casa de la Pradera".
El chozo, como verdaderamente se llama, es una construcción en rocas graníticas, maderas y tejados de escobas, que daba cobijo a los pastores de la sierra cuando se tumbaban diariamente para cuidar el ganado a lo largo del año. Es, sin lugar a dudas la construcción más emblemática y representativa de Extremadura, y en este complejo no han querido dejar en el olvido estas singulares construcciones, y han construido un recinto rodeado de naturaleza, tranquilidad y diversión.






Además en el recinto también cuentan con apartamentos, casitas rurales y hasta un albergue.
Para los más pequeños tienen parque infantil con columpios rústicos y un chozo típico pastoril, una granja con burros, conejos, cabras, faisanes...
Tienen un gran número de actividades, rutas a caballo, senderismo, tirolinas, tiro con arco, campamentos para niños, y un montón de cosas más, por eso es un lugar ideal para visitar en familia y con los niños.

Uno de los días hicimos una excursión a Granadilla, no sé, si alguno de nuestros seguidores recordará que en 1955 se expropió el termino municipal de Granadilla para la construcción del embalse de Gabriel y Galán, yo entonces no había nacido.
Pues en 1980 fue declarada Conjunto monumental Histórico Artístico y desde 1984 se está rehabilitando a través de un programa educativo con el fin de acercar a los estudiantes al medio rural y ofrecerles modos de vida alternativos.
Os dejo unas fotos de este maravilloso lugar






 Otra de nuestras excursiones fue a Hervás
 Su situación, próxima a la Vía de la Plata, y el trasiego de pueblos culturas y civilizaciones que lo han transitado: fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, árabes, mozarabes… ha marcado la historia de la población. Pero Hervas es uno de los lugares de visita obligada en la comarca por su rico pasado judaico, que aún conserva.

En el siglo XV se estableció en la población, una pequeña comunidad hebrea que se asentó desde las faldas del castillo hasta la vertiente del río Ambroz. Esta comunidad estaba, vinculada a la Aljama de Bejar. Los judíos ejercían el préstamo al interés y trabajaban en oficios artesanales. Eran tejedores, lenceros, cardadores, manteleros y pañeros. También hubo un médico, Rabí Simuel, que ejerció como notario y arrendador del obispo de Plasencia y Coria, y construyo la Sinagoga en la calle Rabilero.
A espaldas de la Sinagoga se extendía un amplio huerto que daba al río Ambroz, en cuya orilla opuesta debió estar el cementerio. Tuvieron carnicería y panadería; poseían, bodega, granero y secadero, pero también una infraestructura mínima para posibilitar la vida intelectual y la educación, tal como prescribía el Talmud.
Contaban con edificios públicos como las Casas de la Cofradía en la calle Amistad Judeo Cristiana 15, en cuyo interior hubo lagar Kasher con su prensa de madera, pilónes y cubas.
Aquí os dejo algunas fotos de Hervás















Nuestro último día lo dedicamos a ver el valle del Jerte, con los cerezos casi en flor.





Realmente es un viaje que os recomiendo para hacer con los peques, ¡os encantará!

1 comentario:

  1. Me ha encantado el post, una idea genial para unas vacaciones. Nosotros esta zona de Extremadura no la conocemos, nos lo puntamos en la agenda de posibles lugares de vacaciones y lo de las chozas me ha encantado.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...